El valle del Madriu-Perafita-Claror fue declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 2004 por su valor paisajístico. La preservación de un valle mayor en su totalidad es un hecho insólito y el único caso en los Pirineos.

Está situado en el parte sureste de Andorra y ocupa una superficie de 4.247 ha. Este territorio coincide con la cuenca hidrográfica del río Madriu, representa cerca de un 10% de la superficie de Andorra y está repartido entre terrenos ubicados en las parroquias de Encamp, Andorra la Vella, Sant Julià de Lòria y Escaldes-Engordany.

En torno a este espacio ha sido definida una zona periférica de protección de una superficie de 4.092 ha.

La suma de las superficies de la zona central más la zona periférica, representa casi una quinta parte del territorio andorrano.

La propiedad de los terrenos del valle del Madriu-Perafita-Claror es comunal (propiedad de los comuns) aproximadamente en un 99% de su superficie. El resto, entorno a un 1%, pertenece a casi una treintena de propietarios particulares, y cubre poco más de 42 ha de terreno de fondo de valle, situado en la parroquia de Escaldes-Engordany.

(Fuente: Gobierno de Andorra)